mayo 14

Los Condes de Uceda

condes-cab

Hoy vamos a hacer una incursión en uno de los periodos más breves de la historia de la Villa de Uceda, el Condado de Uceda, y digo breve porque únicamente este título tuvo vigencia durante 18 años.

Hay que reconocer que nos ha costado bastante poder redactar y terminar este “apunte”, aunque luego resulte bastante corto, esto ha sido así porque sobre los Condes de Uceda hay muy poca información, la cual hemos encontrado muchas veces “por casualidad”, y alguna de ellas ha costado poderla obtener, como el retrato del I Conde de Uceda, en este caso, desde que descubrimos una primera referencia de la existencia de este cuadro, hasta localizarlo y luego poder ir a verlo da casi para una entrada en este blog por si misma. Pero vayamos a lo que nos ocupa.

Remontémonos al año 1.575, debido a los problemas económicos que pasaba el reinado de Felipe II, causados principalmente por los gastos de las guerras en las que estaba inmerso, este decidió apartar   propiedades de la Iglesia y ordenes militares y luego venderlas para poder cubrir sus gastos. Así, siendo arzobispo de Toledo Juan Martínez Silíceo, y después de que el papa Gregorio XIII le concediera al rey permiso para realizar sus planes, le quito Uceda al Arzobispado de Toledo y hacía 1.581 se la vendió a Don Diego Mesía de Ovando, caballero de Alcantara  (1.555? – ?), casado con Leonor de Guzmán, hermana del Conde de Olivares.

Don Diego solicitó entonces el poseer un título acorde con esta compra, y así fue nombrado primer Conde de Uceda el día 4 de septiembre de 1.581 por parte del rey.

En esta compra, aparte de la villa y sus alquerías, también entraron 14 de sus aldeas : Valdepeñas, Mesones, Venturada, Cabanillas, El Berrueco, Alpedrete, Tortuero, Valdesotos, La Puebla de Valles, Matarrubia, Fuente el Fresno, Fuente la Higuera, Viñuelas y Villaseca. Y por este concepto don Diego pagó la cantidad de 32.000 ducados, a razón de 16.000 maravedies por cada vecino.

Como hemos indicado hemos buscado toda la información sobre Don Diego que estaba a nuestro alcance y, con bastante “suerte”, hemos podido localizar un retrato suyo en el Instituto Valencia de Don Juan, situado en el Palacete de Osma, en Madrid, el cual os presentamos a continuación.

Retrato de Don Diego Mesía de Ovando. Pintado hacia el 1590.

Retrato de Don Diego Mesía de Ovando, pintado hacia el 1590, posíblemente por Luis Tristán.

Queremos agradecer desde aquí la colaboración que nos han prestado desde el Instituto Valencia de Don Juan que nos han permitido acceder a su colección para poder fotografiar este cuadro.

Y para que conozcamos un poco mejor a Don Diego, veámosle más de cerca.

Detalle del retrato de Don Diego Mesía de Ovando

Detalle del retrato de Don Diego Mesía de Ovando

Sobre este caballero comenta Sánchez Cantón (catalogador de la obra mostrada anteriormente) :

Don Diego Velázquez de Avila – o mejor, Mesia de Ovando, apellidos que habitualmente usaba – nació en Ávila de 1.539; fueron sus padres el santiaguista Juan Velázquez Dávila, que en sus años maduros se retiró a hacer penitencia a Nuestra Señora de Guadalupe, y doña Teresa de Bracamonte. Fue primogénito, y por ello, entre sus numerosos hermanos, heredó el vínculo, con pingües rentas, afincado en Cáceres, de su abuela paterna, doña Isabel Mesía de Ovando, razón de que usase tales apellidos. Fueron sus bisabuelos paternos Juan Davila, ayo del príncipe Don Juan, hijo de los Reyes Católicos, y Juana Velázquez de la Torre, que en admirable sepulcro de alabastro yacen en capilla propia, que heredó don Diego, en Santo Tomás de Avila. Caso dos veces don Diego, la primera con doña María Sarmiento, de la que no hubo sucesión, y la segunda con doña Leonor de Guzmán y Ribera, hija de los Condes de Olivares, de la que logró un hijo, don Juan, por los años de 1.574. Por Real cédula de 2 de febrero de 1.572, le hizo el Rey merced del hábito de Alcántara; contaba a la sazón treinta años, y “era hombre sano y dispuesto para ejercer la Caballería”. También consiguió que Felipe II le crease Conde de Uceda. Vivia de asiento en la Corte y pasaba temporadas en Ávila, Cáceres y Toledo, en casa de un primo suyo, arcediano de la Primada; a pesar de vivir tan tranquilo y sosegado, al parecer – ejemplo claro de los nobles ricos y devotos de los últimos años de Felipe II -, no alcanzó dilatada edad, puesto que en 1.590, en las pruebas para el hábito de Calatrava de su hijo, háblase de él como muerto.

Su escudo de armas :

Tiene escudo de armas cuartelado: el 1º de Mesía, el 2º Velázquez, el 3º Ovando, el 4º en blanco; en escusón el de Dávila.

Y hemos podido localizar un dibujo del mismo acompañando a su árbol familiar ¹

Escudo de armas de don Diego de Mesia. I Conde de Uceda

Escudo de armas de don Diego de Mesia. I Conde de Uceda

A Don Diego le sucedió su hijo Don Juan Velázquez Dávila y Guzmán de Bracamonte (1.570?-?) , II Conde de Uceda y último. Sobre Don Juan podemos leer en las “Relaciones de Cabrera de Córdoba”, en el año 1.600, lo siguiente:

El día de Santo Tomé se casó el Conde de Uceda con la hermana del Marqués de Santa Cruz, dama de la Reina; fueron padrinos Sus Majestades, como es costumbre, y la noche antes se hizo el desposorio; hubo sarao, en el cual danzaron Sus Majestades, y los señores y caballeros que se hallaron presentes con las damas; diósele al Conde título de Marques de Loriana y 1.000 ducados de pensión para el hermano que él quisiese.

A los vecinos de Uceda nunca les gustó su propia venta, y apoyándose en las propias condiciones de la misma ejercieron el derecho de tanteo sobre Uceda. Entre las condiciones de la venta se encontraba la siguiente:

Iten que si la dicha villa de Uceda y lugares de su tierra de suso nombradas se quisieren redimir y rescatar desta venta para quedar metidas e yncorporadas en nra Corona y Patrimonio Rl. lo pueda hazer y tengan de tiempo para ello quatro meses contados desdel día q. el dho D. Diego mexía tomase la posesión de la dha villa y tierra pagándole por la jurisdición y rentas anexas a ella lo mismo quel dho. D. Diego oviere pagado por la dha villa y lugares…

Y así los vecinos de Uceda, representados por Juan Vela de Bolea (ver La Batalla de Mühlberg), ejercieron su derecho a tanteo, y después de varios de años de litigios, consiguieron en agosto de 1.593  la exención e independiencia de Uceda, solo quedando sometida al rey.

El título de conde de Uceda fue anulado en 19 de diciembre de 1.599 por parte del rey Felipe III, y a cambio se le otorgó el título de Marques de Loriana, siendo Don Juan el primer Marqués de Loriana.

A los vecinos de Uceda les duró poco esta “libertad”, pues debido a la gran cantidad de deuda acumulada, entre otros motivos por  los diversos pleitos contra los herederos de los Condes de Uceda, fueron de nuevo “vendidos”, esta vez a Cristóbal Gómez de Sandoval-Rojas, que sería nombrado Duque de Uceda, título que aún hoy se mantiene.

Para finalizar os dejamos lo que sobre el título de Conde de Uceda se detalla en el “Nobiliario Genealógico de los Reyes y Títulos de España” en su primera parte, escrito por Alonso Lopez en el año 1.622.

Condes de Uceda - Pagina 1

Condes de Uceda - Pagina 2

Condes de Uceda - Pagina 3

Bibliografía :

¹ Costados de Diego Velázquez Mesía de Ovando, Dávila y Móxica, Mesía de Ovando y Bracamonte, I conde de Uceda, caballero de Alcántara
² ”Uceda, notas sobre sus historia, arte y costumbres” por Lupe Sanz Bueno

Etiquetas:
Apuntado por J.C.V.

Incluido el 14 mayo, 2014 por J.C.V. en la categoría Historia

2 comentarios sobre “Los Condes de Uceda

    1. J.C.V. Respuesta del autor

      Actualmente no, el único título asociado a Uceda es el de Duque, que ostenta en la actualidad María del Pilar de Latorre y Téllez-Girón, XV Duquesa de Uceda.

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>